Compromiso y experiencia de los empleados: conozca la simple diferencia

Antiguamente, la mayoría del equipo de trabajo lo formaban personas que estaban simplemente en sus trabajos para ganarse la vida y llegar a fin de mes. Sin embargo, los equipos de trabajo emergentes hoy buscan un propósito y un sentido de realización en su trabajo. Por eso es importante conocer la diferencia entre el compromiso y la experiencia de los empleados.

Debido a esto, los departamentos de recursos humanos modernos siempre están buscando formas de mejorar la experiencia de los empleados, ya que es directamente proporcional al éxito de la organización y la productividad de los empleados.

Puedes ver el cambio en las tendencias, cuando empresas destacadas como Deloitte ahora se están enfocando más en la experiencia de los empleados. En 2017, el informe Global Human Capital Trends de la empresa se centró en un cambio del compromiso de los empleados a la experiencia de los empleados.

Solo dos años después, en 2019, Deloitte enfatizó la importancia de la experiencia de los empleados al afirmar que es necesario encontrar un propósito en su trabajo.

Dependiendo de los profesionales de RR.HH. de una organización, la definición de compromiso y experiencia de los empleados podría diferir. En esta guía, analizaremos la diferencia básica entre el compromiso y la experiencia de los empleados.

¿Qué es la experiencia del empleado?

La experiencia de los empleados se define de diferentes maneras por las organizaciones globales y sus departamentos de recursos humanos.

Sin embargo, el quid de toda definición es que la experiencia del empleado se refiere a la combinación del entorno por el que pasa un empleado desde su candidatura hasta el final de su mandato en la organización. Estos incluyen entornos físicos, tecnológicos y culturales.

Sin embargo, la experiencia de los empleados podría significar más o menos lo mismo que esto para cada empresa.

Adam Khraling, un profesional de recursos humanos en American Express, dice que su empresa tiene como objetivo crear una experiencia perfecta para los empleados, permitiéndoles concentrarse en sus trabajos. De hecho, ellos tienen un puesto de vicepresidente para centrarse en garantizar una experiencia ideal para los empleados.

Por otro lado, Amanda Flanagan, especialista en recursos humanos de Vanderheyden Inc, dice que la experiencia del empleado es todo lo que el equipo de trabajo observa, siente o encuentra durante su tiempo en la organización.

Dice además, que su empresa quiere que sea una experiencia positiva. Por lo tanto, comienzan a mejorar el puesto de trabajo antes de que un candidato lo solicite.

En la actualidad, la incertidumbre económica va en aumento. Además, hay mucha transformación, especialmente en tecnología, y los equipos de trabajo pueden tener dificultades para mantenerse al día. La investigación de Deloitte muestra que el 91% de los líderes empresariales no están preparados para afrontar este problema.

A medida que las empresas se van dando cuenta de la importancia de la experiencia de los empleados, van tratando de abordarla. Algunas organizaciones tienen departamentos y roles específicos dedicados a mejorar la experiencia de los empleados.

A cambio, estas empresas obtienen ganancias un 25% más altas en comparación con los entornos laborales que ignoran la experiencia de los empleados.

¿Qué es el compromiso de los empleados?

El compromiso de los empleados se refiere a la conexión emocional y mental que tienen los empleados con su entorno laboral, equipo o trabajo. Básicamente, cubre cómo se sienten los trabajadores con respecto a sus entornos laborales. Los empleados se pueden clasificar en cuatro niveles de participación:

  • Muy comprometido: a estos empleados les gusta su trabajo, equipos y tienen sentimientos positivos hacia su entorno laboral. Hablan muy bien de la organización con sus colegas, amigos y familiares. De hecho, son defensores de su organización y también animan a otros a dar lo mejor de sí mismos.
  • Moderadamente comprometido: estos empleados no tienen resentimientos hacia su trabajo, pero ven margen de mejora. Es posible que tengan un rendimiento inferior y no es probable que asuman más responsabilidades. Aunque son buenos en su trabajo, alguna deficiencia en su organización o equipo les impide participar plenamente.
  • Apenas comprometido: estos empleados muestran indiferencia hacia la empresa. Solo hacen lo suficiente para sobrevivir y, en su mayoría, carecen de motivación. Es probable que estos empleados estén buscando otros trabajos.
  • No comprometido: estos empleados son los que dan a su propia empresa valoraciones negativas en Yelp o Trustpilot. Básicamente, tienen un punto de vista negativo de su lugar de trabajo y no están en contacto con el futuro, los objetivos o la declaración de misión de la empresa. Además, no están comprometidos con su trabajo y apenas asumen responsabilidades.

¿Qué no es el compromiso de los empleados?

Dado que el compromiso es un término amplio, muchas personas lo confunden con sentimientos comunes. Sin embargo, el compromiso de los empleados no incluye lo siguiente.

  • Felicidad de los empleados: no puede garantizar la felicidad de los empleados, ya que es una medida dinámica y de corto plazo. Por ejemplo, un trabajador puede estar momentáneamente feliz por el largo fin de semana que tiene por delante, pero caer en una falta de compromiso una hora más tarde. Por otro lado, el compromiso de los empleados es una conexión a largo plazo con el lugar de trabajo.
  • Satisfacción de los empleados: la satisfacción no significa que un empleado vaya más allá para servir en el lugar de trabajo. Los empleados satisfechos simplemente se quedan, pero no hacen un esfuerzo adicional.
  • Bienestar del empleado: es prácticamente imposible garantizar el bienestar ya que también depende de la vida personal del empleado. Por el contrario, el compromiso de los empleados se centra en qué tan bien lo está haciendo el individuo en el lugar de trabajo.

¿Existe alguna diferencia entre el compromiso y la experiencia de los empleados?

La diferencia entre el compromiso y la experiencia de los empleados es arbitraria, ya que ambas medidas están conectadas. La experiencia de los empleados es una percepción, mientras que el compromiso de los empleados es el resultado.

Si les brindas a sus empleados una buena experiencia, ellos mostrarán más participación en su trabajo.

Simplemente, la experiencia del empleado es cómo haces que el empleado se sienta en el lugar de trabajo. Mientras tanto, el compromiso de los empleados es la forma en que el empleado responde a la organización, según su experiencia allí.

Según Forbes, la diferencia entre el compromiso y la experiencia de los empleados tiene que ver con los diferentes niveles de la organización. Ellos dicen que la experiencia de los empleados es un «concepto básico, de abajo hacia arriba» y específico para los empleados.

Por otro lado, el compromiso de los empleados, al ser un concepto de arriba hacia abajo, abarca cómo los trabajadores se involucran con el propósito general de su trabajo y la cultura organizacional.

Según CMS Wire, el compromiso de los empleados tiene más que ver con la productividad del empleado en el trabajo, mientras que la experiencia del empleado también considera al individuo como un ser humano, no solo como un trabajador.

Si bien las diferencias pueden variar según las fuentes, todos los profesionales de recursos humanos están de acuerdo en que la experiencia del empleado se centra más en el trabajador que en la empresa.

Las investigaciones indican que los empleados que están comprometidos con el trabajo tienen un 17% más de productividad que sus colegas no comprometidos.

Es por eso que las organizaciones se están enfocando en el compromiso de los empleados en estos días y la única forma de garantizarlo es brindando a tu equipo de trabajo una experiencia satisfactoria para los empleados.

Conclusión

Las empresas se apresuran a comprometer la experiencia de sus empleados para garantizar una experiencia satisfactoria para el cliente. Sin embargo, las tendencias recientes muestran que estas empresas están perdiendo productividad y ganancias al pasar por alto la importancia de la experiencia de los empleados.

Las empresas solo pueden prosperar y expandirse si brindan a sus empleados una experiencia lo suficientemente satisfactoria como para traducirse en un alto compromiso de los empleados.

Salir de la versión móvil